Una idea común es que para vestirse con modestia se debe renunciar a la moda porque sus tendencias son alocadas y estrafalarias. Y aunque en algunos casos esto es así, la verdad es que nadie quiere verse desactualizada ni aburrida.

Puede resultar abrumador y costoso mantenerse al ritmo cambiante de la moda, pues a diario están apareciendo propuestas nuevas. Pero para tener un estilo actual, este es un esfuerzo totalmente innecesario.

El que salga una nueva tendencia de moda no quiere decir que tenemos que aceptarla ciegamente sin analizarla con calma. Antes de adoptar un estilo siempre debes preguntarte: ¿realmente me quedará bien? ¿refleja mi personalidad y mi forma de vida? Ya lo dice la famosa frase: «de la moda, lo que te acomoda». Si logras adoptar ropa y accesorios de estilo modesto y atractivo a tu figura y a tu modo de vida, lograrás verte radiante y segura de ti misma.

«El que salga una nueva tendencia de moda no quiere decir que tenemos que aceptarla ciegamente sin analizarla con calma.»

Dicho de otra forma, no necesitas tener todo lo que sale de moda, sino escoger los elementos y tendencias que conscientemente sabes que jugarán a tu favor, considerando su proporción, color y diseño.

¿Todo lo que uses debe estar a la moda?

Por supuesto que no. Para tener un look actual solo es necesario partir de una buena base de prendas esenciales y luego incorporar algunos destellos o puntos de interés con los elementos de moda que hayas elegido.

Te lo explico de forma práctica, si clasificaras las prendas de tu armario deberías encontrar que el 80% de ellas no necesariamente están a la última moda, pero si deberían tener coherencia con tu estilo personal (romántico, clásico, boho, etc.), por lo que debería ser fácil combinarlas entre sí y pasar invictas de una temporada a la otra. ¿Qué pasa con el otro 20%? Es para que puedas darte ese gustito de incluir elementos de moda o de otros estilos para armar un look interesante.

Las tendencias de esta temporada

Para que tengas de dónde elegir, te presento una selección de las tendencias de esta temporada que puedes adaptar muy fácilmente a un estilo modesto:

Trajes sastre: puede ser el traje completo, solo la chaqueta o prendas que le hagan algún guiño a este estilo.

Largo midi: muy a nuestro favor, los vestidos y faldas a la rodilla son los más usados este año, tanto para ocasiones formales como informales.

Colores vivos: que reflejen el optimismo, de ellos el más destacado es el living coral.

Mangas importantes: pueden ser con forma de campana, con volumen o detalles significativos.

Estampados: inspirados en la naturaleza, flores y hojas de diferentes formas y colores. Y por supuesto, también los lunares, pero en tamaño maxi.

Zapatos planos en lugar de tacones: se imponen los modelos más cómodos y ligeros como baletas, mocasines y botines.

Materiales en 3D: Telas con bordados, apliques, brocados, entre otros detalles que dan profundidad y mayor interés a las prendas.

Plisados: o pre-planchados de diferentes formas, los puedes usar en faldas, vestidos y en apliques de diferentes prendas.

Cómo ves, usar ropa modesta no pelea con las tendencias de moda. Puedes darle variedad y personalidad a tu estilo para verte moderna sin necesidad de mostrar de más.

Espero que te sirva mucho este artículo, me encantaría leer tu opinión en los comentarios. Si aún no lo has hecho, súmate ahora para que no seas la última en enterarte cada vez que publique un nuevo artículo o haya novedades en Lacaró.