Hay quienes creen que organizar el armario solo es importante para mantener la estética de su habitación, pero la verdad es que tener un closet organizado y ligero te ayuda a potenciar y dar variedad a tu estilo.

Cuando tienes orden puedes evitar la tendencia de usar siempre lo mismo y activas tu creatividad para crear nuevas combinaciones con lo que ya tienes.

Así que si te animas, te invito a que apliques estas ideas para organizar tu armario y  redescubras esos tesoros que tienes guardados y que hace tiempo no usas.

      

Limpia tu armario

Antes de empezar a organizar, primero debes asegurarte de que en tu armario solo tengas piezas que te ayuden a potenciar tu imagen y que se identifiquen con tus gustos y tu estilo de vida. Si no te aseguras de esto, terminarás con un closet lleno de ropa, pero con nada que ponerte.

Así que mínimo una vez al año debes revisar cada una de tus prendas para definir si se queda o se va. Los siguientes puntos de ayudarán a saber si ha llegado el punto de decirles adiós, o si se merecen otra oportunidad:

  • Los momentos que han vivido juntas han dejado sus huellas

Si esa prenda que te encanta, y que te ha acompañado en mil y una aventuras, ya está manchada, rota, motosa, desgastada o su color ya no brilla como antes, es una señal inequívoca de que ese camino juntas no va más y es una prenda que debes dejar atrás.

  • Ya no hay química en la relación

A veces a nuestro clóset llegan prendas que, cuando lo pensamos bien, nos damos cuenta de que ya no nos generan la misma ilusión, quizás porque nos las regalaron, las compramos en una promoción o simplemente porque nuestros gustos cambiaron. Así que la situación es sencilla, si no te gusta no te la vas a poner, entonces mejor déjala correr.

  • Tú ya no eres la misma de ayer

No nos digamos mentiras, lo normal es que con el paso del tiempo todo cambia, y tu cuerpo no es la excepción, por lo que puede que tu talla ya no sea la misma que cuando compraste esa prenda. Así que si ya no te queda bien, pero está en buen estado, tienes dos caminos que puedes tomar: si la puedes arreglar, ponte manos a la obra y consérvala; si no la puedes arreglar, déjala ser libre para que pueda hacer feliz a alguien más.

El objetivo es que tu closet vista a la mujer que eres ahora, no a la que fuiste o a la que aspiras llegar a ser.

>> Lee también: Lo que no te han dicho de la verdad sobre las tallas

  • Es perfecta, pero no para ti

Es muy importante que verifiques si tus prendas favorecen tu figura y tu tono de piel, pues aunque una prenda sea bonita, puede que su forma y color no jueguen a tu favor.

Si una prenda no te favorece, no tiene mucho sentido que la conserves, pero no te apresures a sacarla, pues puedes optar por modificarla o complementarla para que la puedas incorporar en tus looks con toda seguridad.

Aquí te dejo dos guías gratuitas que puedes descargar para aprender a identificar las prendas que favorecen la forma de tu cuerpo y tu tono de piel.

  • Hace más de un año que no la usas

Una regla muy común es que si llevamos sin usar una pieza más de un año, entonces es hora de despedirla (aplica para ropa, joyas, accesorios, zapatos, étc.). Pero eso no es cierto en todos los casos. Así que cuando limpies tu armario, revisa los siguientes puntos antes de decidir si descartas o conservas una prenda que llevas tiempo sin usar:
• No recordabas que la tenías -> Debes mejorar tu orden
• Ya no te queda bien -> Si la puedes arreglar consérvala, si no piensa si es mejor donarla
• Ya no te gusta tanto -> ¿En serio quieres guardarla?
• Ya se deterioró -> No lo dudes, es momento del adiós
• No sabes como combinarla -> Dale una oportunidad y busca inspiración.

>> Lee también: Prendas esenciales para tener un clóset funcional

      

Organiza tu armario

La distribución general de tu armario debe estar clasificada por tipo de prenda, es decir, tendrás una sección para tus vestidos, otra para las chaquetas, otra para las faldas, etc. Esto te facilitará la vida a la hora de armar tus looks.

Dependiendo de tus preferencias, puedes organizar cada sección de tu clóset teniendo en cuenta alguno de los siguientes métodos:

  • Por color

Dentro de la sección vas poniendo tus prendas organizadas por color como armando un degradé o un arcoiris.

  • Por ocasión de uso

En este método clasificas tus prendas dependiendo del uso que les das, por ejemplo vacaciones a un lado, oficina al otro y fiesta en otro.

  • Por rotación

Se trata de que pongas a un lado las prendas que te acabas de poner y a otro las que hace no tanto, así puedes rotar tu ropa y no repetir lo mismo siempre.

      

Solo queda un elemento por considerar, y es la forma en que dispones la ropa dentro de tu clóset. Debes procurar que tu ropa se mantenga en buen estado y que no vaya a estar arrugada cuando la vayas a usar, pues no hay estilo que resista una prenda sin planchar.

La disposición de tu clóset también debe permitirte ver todo lo que tienes, ya que esto te dará más opciones a la hora de armar combinaciones y no se te quedará ninguna prenda en el olvido.

Espero que te animes y apliques estas ideas para organizar tu armario, ya verás como tu estilo tendrá más variedad. Si tienes alguna pregunta, puedes dejármela abajo en los comentarios.