Si hablamos de usar medias veladas o medias pantalón, lo más seguro es que tengamos una relación de amor y odio. En algunos lugares no se usan para nada, mientras que en otros son sinónimo de elegancia y buen gusto. Pero sea que te gusten o no, esto es lo que debes saber para usar las medias veladas a tu favor.

Podemos clasificar las medias en dos grandes grupos, las que suplen una necesidad funcional y las que sirven como complemento de tu imagen.

Las medias funcionales pueden servirte para mejorar la circulación de tus piernas, disimular imperfecciones, controlar tus curvas para mejorar como se te ve la ropa o para protegerte del frío.

Para complementar tu estilo debes tener en cuenta que las medias cuentan como una de las prendas de tu outfit, por lo que puedes potenciar o perjudicar tu imagen, dependiendo de las elecciones que hagas. Para que no falles, debes tener en cuenta dos conceptos clave, el color y la textura.

Color

Podemos clasificar las medias en tres grupos, según su color:

Color nude: Es el color que es igual, o que más se parece, al tono natural de tu piel. El objetivo de este grupo es tener un look lo más natural posible, por lo que debes fijarte muy bien y escoger el tono correcto, pues si seleccionas un color muy claro o muy oscuro, no se verá bien.

Si quieres parecer bronceada, elije uno o dos tonos más oscuros que el de tu piel, pero prefiere una textura con transferencia alta para mejorar el efecto.

Si necesitas una textura con alta cobertura, usa medias del mismo color de tu piel o considera moverte a los siguientes grupos de color.

Colores básicos: Son colores que actúan como neutros en tu conjunto o, mejor dicho, combinan con todo. Estos son negro, beige, azul oscuro, gris y café.

Pero ojo, que sean neutros no quiere decir que no importa cuál color elijas, mírate al espejo y asegúrate de mantener la armonía de tu outfit.

Algo que puedes intentar es usar las medias del mismo color de tus zapatos, es un truco que estiliza tu figura y hace que tus piernas se vean más largas.

Colores complementarios: Son las medias de cualquier color diferente a los básicos. Funcionan muy bien en outfit casuales o informales.

Aquí la clave es recordar que las medias cuentan como una de las prendas de tu look, por lo que debes elegir su color considerando los colores y estampados de las demás prendas y de los zapatos que usarás para lograr un conjunto armonioso e interesante.

Una idea es mantener tu ropa en tonos neutros y poner el toque de color en tus medias.

>> Lee también: Cómo armar un outfit casual con falda o vestido

Textura

En esta categoría también tenemos tres grupos:

Veladas o súper veladas: Son las más traslucidas, por lo que permiten que se vea tu piel. Suelen ser más elegantes, pero tienen como desventaja que son más delicadas y tienen menor duración.

Opacas: Cubren totalmente tu piel. Son ideales para protegerte del frío, sin perder el estilo. Son muy prácticas para el uso diario en diferentes situaciones.

Si tú outfit es elegante, las que te darán mayor versatilidad son las de color negro.

Con diseño: Son las medias que tienen algún tejido con textura o algún estampado.

Por si solas son un punto de interés en tu look, por lo que es mejor que las lleves con prendas lisas o unicolor. Estas medias no son un básico de tu armario, sino un complemento, pues no combinan con todo, pero son ideales para darle un toque divertido a tu estilo.

Si tienes piernas gruesas, usa las medias con diseño con precaución y evita los patrones muy llamativos.

Como vez, un outfit con falda o vestido puede cambiar totalmente dependiendo de las medias veladas que elijas. Así que, si el clima en el que vives te lo permite, anímate a explorar y suma variedad a tu imagen probando diferentes estilos de medias pantalón.