Si te interesa tener un estilo memorable que no revele más allá de lo que deseas mostrar, toma nota de las siguientes recomendaciones para lograr un look de impacto:

      

1. La talla correcta

No tengas miedo de reconocer y aceptar tu cuerpo como es, pues independientemente de tu estilo y de lo fabulosa que sea una prenda, no lograrás el mejor efecto si usas una talla demasiado grande o muy pequeña, solo lograrás resaltar eso que intentas ocultar.

Si estás en el probador recuerda que la marquilla de la talla solo la verás tú, los demás solo verán lo bien que te calzará una prenda si elijes la talla correcta, y si compras por Internet, asegúrate de tomar tus medidas y seleccionar la talla que mejor se aproxime a tu cuerpo, es decir que la medida de la talla sea igual o un poco superior a la tuya, nunca al revés.

Para saber si la talla es correcta, cuando te midas la prenda revisa que no se formen arrugas horizontales, esto te indica que la prenda es pequeña. Siempre será mejor entallar la prenda en las zonas en las que te quede suelta, que forzarte a entrar en una talla más pequeña. La clave está en vestirte según la talla que tienes ahora, no según la que aspiras tener.

>> Lee también: Lo que no te han dicho de la verdad sobre las tallas

2. Revisa tu armario

Todas tenemos esas prendas que nos encantan por ser cómodas, pero que, siendo sinceras, sabemos que no nos hacen ver tan lindas como quisiéramos. ¡No lo pienses, diles adiós! Si las conservas volverás a ellas por la fuerza de la costumbre.

Re-descubre esas piezas que hace tiempo no usas o que solo tienes para ocasiones especiales, pueden servirte de base para armar un look interesante que puedes llevar en tu vida diaria.

Y si te encuentras con prendas que no se ajustan a tus parámetros de modestia, no te apresures a tirarlas, porque hay muchas posibilidades y nuevas formas de usarlas añadiendo los accesorios adecuados, como bufandas, suéteres, etc.

Por lo menos cada seis meses o máximo cada año debes revisar para deshacerte de las prendas que ya no usas, de las que están desgastadas o que no favorecen la forma de tu cuerpo. Uno puede tener mucha ropa y sin embargo, no tener nada que ponerse, así que es mejor tener un armario ligero, pero con prendas esenciales con las que puedas armar muchas combinaciones.

>> Lee también: Prendas esenciales para tener un estilo modesto inolvidable

Otra cosa que te ayudará a potenciar y dar variedad a tu estilo es mantener tu armario ordenado. Esto hará que puedas ver todas las prendas que tienes y evites ponerte siempre lo mismo y de la misma forma, pues tendrás un panorama más amplio de todas las opciones que tienes con tus prendas actuales.

      

3. Define un punto de interés

Para lograr un look de impacto debes tener un punto de interés que llame la atención, bien sea por su forma, color o brillo. Puede ser una falda con un estampado interesante, un maxi collar o unos zapatos con un color en contraste. Pero no abuses al incluir toques de interés, pues si incorporas demasiados solo lograrás verte extravagante y confundir a quienes te miran.

Pero tampoco te vayas al extremo de mantener tu look demasiado simple, pues esto tampoco tiene un efecto interesante. Dependiendo de tus gustos, añade un detalle que le de personalidad a tu conjunto.

      

4. Mantente al día

Aprovecha las ideas de moda disponibles para disparar tu creatividad e inspirarte a la hora de crear tu propio look. Puedes seguir blogs, grupos en Facebook o cuentas en Instagram. Tienes muchas posibilidades de combinar tus propias prendas y accesorios, pero recuerda mantener tu propia identidad, no te vuelvas una copia de los demás.

No se trata de que todas tus prendas tengas que ser de última tendencia, de hecho, el 80% de tu armario debe estar compuesto por prendas básicas, que no pasen de moda tan fácil y permitirte jugar con el 20% restante para incorporar piezas de moda o disruptivas, que puedes actualizar más frecuentemente.

Si aún no lo has hecho, asegúrate de sumarte al Newsletter para que recibas de primera ideas y novedades para lucir modesta, pero fabulosa.

      

5. Mírate bien

Asegúrate de probarte tu ropa frente a un espejo de cuerpo entero para que puedas ver bien cómo se ve todo el conjunto, incluyendo los zapatos, así podrás hacer los cambios que necesitas antes de salir. Si no tienes un espejo grande, pregúntale a una amiga sincera que te de sus opiniones.

Pero al mirarte no te busques defectos, sino revisa que las prendas que elegiste resalten lo que más te guste de tu cuerpo y disimulen las partes que no te gustan tanto. Si algo no se te ve bien, sencillamente debes cambiarlo, así te sentirás más segura y la ropa te servirá como herramienta para comunicar mejor tu esencia y no como un obstáculo para lograr lo que te propones