Independientemente de la edad que tengamos, todas queremos tener un aspecto vibrante y juvenil. Pero no se trata de negar los años que hemos vivido, ni de parecer algo que no somos, sino de reflejar lo orgullosas que estamos de nuestros logros y hacer elecciones con buen gusto. Una imagen interesante parte del auto-conocimiento, de entender qué es lo adecuado para nuestra edad y estilo de vida actual.

Obviamente nadie quiere parecer mayor de lo que es o tener un aspecto anticuado, por eso pon mucha atención a estos errores que debes evitar si no quieres avejentar tu look.

1. Tener mala postura

Cuando te sientas o te paras jorobada te sumas edad y tienes un efecto negativo en la forma de tu cuerpo; parece que tu cuello fuera más corto, tu busto se ve caído y tu abdomen se ve con más volumen, y ni hablar de los efectos que tiene a largo plazo en tu salud.

Así que párate derecha y mantén tus hombros hacia atrás, te verás más segura y la ropa te hormará mejor. Es impresionante el cambio que puedes lograr solo evitar estar jorobada.

2. Usar los colores incorrectos o no usar ningún color

Los colores tienen un efecto directo en cómo nos vemos, así que si no haces una buena elección, puede que estés resaltando las sombras y las líneas que quieres disimular.

Asegúrate de usar colores que te den luminosidad y armonicen con la tonalidad de tu piel. Esto aplica para tu ropa y tu maquillaje. Es un cambio muy fácil de hacer que te dará resultados inmediatos.

>> Lee también: Aprende a usar los colores que favorecen tu tono de piel

3. Usar demasiado maquillaje

Todas tenemos en nuestra piel imperfecciones en nuestra piel que nos gustaría disimular, y por supuesto el maquillaje puede ser un buen aliado. Pero usado en exceso puede jugar como tu enemigo.

Espacio

Ahora existen muchas técnicas para resaltar lo que más te gusta y hasta para «modificar» la forma de tu cara. Pero debes saber que hay técnicas que son para eventos de noche o fotografía, por lo que quizás no sean apropiados para tu día a día.

Aunque principalmente depende de tu personalidad y de tus gustos, puedes optar por usar menos maquillaje y más bien mejorar el cuidado de tu piel para que no requieras tanta cobertura, por ejemplo limpiando tu cara todas las noches, usando la humectación apropiada y sobretodo poniéndote protector solar.

Un aspecto más natural te hará lucir más joven y luminosa.

4. No usar accesorios

Por supuesto que todas tenemos estilos diferentes, así que es lógico que tomemos decisiones diferentes a la hora de elegir accesorios. Pero independientemente de esto, lo que si debes evitar es que a tu look le falten aunque sea unos aretes pequeños.

La ausencia de accesorios puede hacer que tu look se vea aburrido. Pero, como sabes, irte al otro extremo de sobrecargarte tampoco es adecuado. Al usar algún accesorio, que favorezca tu piel y la forma de tu cara, le das un punto de interés a tu look y puedes agregar variedad a tu estilo con las mismas prendas, solo variando los accesorios.

5. Mantener el ceño fruncido

A veces, por el corre corre de todos los días o hasta por la misma inseguridad que hay en las calles, nos acostumbramos a andar por la vida haciendo mala cara. Si no me crees, te invito a que la próxima vez que salgas observes a las personas, te sorprenderás por la cantidad de gente que anda con el ceño fruncido.

Este error, nos va generando las indeseadas líneas de expresión y puede hacer que las personas reaccionen negativamente a nosotras, así sea de forma inconsciente.

Así que para rejuvenecer tu imagen de inmediato, sonríe. Tu rostro se verá diferente y tu expresión se verá radiante y atractiva.

6. Usar los zapatos inadecuados

Aquí, el deseo de comodidad nos puede jugar una mala pasada, pues un mismo look puede verse espectacular o arruinarse dependiendo del calzado que elijamos.

Espacio

Claro está que la idea no es estar sufriendo todo el día porque nos duelen los pies, ¡ni más faltaba! No es necesario andar con tacones todos los días para vernos lindas, existen múltiples opciones de zapatos para estar cómodas y que son fáciles de llevar con falda o vestido, como mocasines, botines, baletas y hasta tenis. Solo se trata de elegir modelos que sean actuales, femeninos y que vayan proporcionados con el grosor de tus piernas.

Y aunque dicen que no hay amor más verdadero que el que se siente por los zapatos viejos, diles adiós cuando ya estén muy deteriorados. Pero mientras tanto, asegúrate de mantener tu calzado limpio y lustrado, pues los zapatos sucios y desgastados son una fórmula infalible para avejentar tu look.

7. No combinar bien los estampados

Ya hace un buen tiempo que está bien visto combinar estampados. Pero es una técnica que lamentablemente no todas dominamos. Si ponemos demasiados colores o patrones, nuestro look se verá extravagante y anticuado.

Espacio

Así que si te gusta combinar estampados procura que, aunque sean de formas distintas, en tu look haya máximo tres colores. Pero ante la duda abstente, y mejor usa un solo estampado a la vez si no estás segura de saber combinar muy bien.

8. Descuidar el cabello

Un cabello reseco, sucio o con raíces indudablemente te hará lucir de más edad. Si te gusta llevarlo al natural, así se te ponga gris, debes procurar mantenerlo humectado y con las puntas sanas. Y si optas por usar tinte, debes ser consciente de que debes mantenerlo constantemente, pues aunque hoy hay tendencias que permiten el uso de raíces en el cabello, se ve claramente la diferencia cuando aparecen por descuido.

El peinado también es un factor clave. Por supuesto que no hay regla general, pues todas tenemos rostros y tipos de cabello distinto, pero la recomendación es que no te apegues al estilo que usabas hace unos años, sino que te animes a probar nuevas opciones que actualicen tu imagen.

9. Usar ropa desgastada o deteriorada

A muchas nos pasa que nos apegamos a una prenda que nos resistimos a desechar. Pero la verdad es que usar ropa motosa, desteñida, manchada o rota no le favorece a nadie. Ese defecto que creemos que nadie ve si se nota y además nos agrega edad. Así que si llega el momento, hay que desechar lo que ya cumplió su vida útil, guardarlo, además de ocupar espacio, te hará caer en la tentación de usarlo nuevamente.

Un punto clave es fijarnos en comprar ropa de buena calidad. Es muy común creer que es mejor comprar ropa barata para renovarla frecuentemente, y quizás esto es cierto para algunas prendas, pero a largo plazo, es mejor asegurarnos de comprar piezas que no pasen de moda tan rápido, especialmente para las prendas básicas o de fondo de armario, lograrás que no se deterioren tan rápido y las podrás disfrutar por más tiempo.

10. Armar todo el look con prendas retro o vintage

Dicen que en la moda todo vuelve y que todo será tendencia otra vez. Así que si tienes piezas vintage que guardas desde hace unos años, o te gusta la ropa retro, que es nueva, pero inspirada en épocas anteriores, anímate a usarlas. Pero ojo, combínalas con prendas y accesorios más actuales, si no parecerá que acabas de salir de la máquina del tiempo. Cuando todo el look es retro, se logra un aspecto anticuado.

>> Lee también: Cómo combinar estilos para lograr un look quita años

Ahora que lo sabes, anímate a evaluarte y, si es necesario, a eliminar esos errores que te pueden estar saboteando. Me encantará que me cuentes en los comentarios cómo te va poniendo estos tips en práctica. Si aún no lo has hecho, súmate ahora para que no seas la última en enterarte cada vez que publique un nuevo artículo o haya novedades en Lacaró.